Stmo. Ecce Homo

Imagen representando a Jesús en el momento en que, tras haber sido flagelado y coronado de espinas, es presentado al pueblo por Poncio Pilato, y es la imagen central del grupo escultórico del mismo nombre, que completan las imágenes de Pilato, un centurión romano y un sayón.   Está realizada en madera, de talla entera, obra del imaginero sevillano Antonio Castillo Lastrucci en el año 1954.  Viste para la procesión túnica de terciopelo granate, bordada con adornos en hilo de oro, y lleva las manos atadas con un cordón de hilo de  oro con borlas en sus extremos.

La imagen fue restaurada por el ubetense Carlos Guerra del Moral en 1998, sin conseguir enteramente el objetivo,  por lo que volvió a restaurarse en 2003, dentro del convenio firmado con la Delegación de Patrimonio de la Generalitat Valenciana, por los restauradores Djafar Snacel y Carolina Gras.