Martes Santo

Muy Ilustre, Penitencial y Franciscana Cofradía del Santísimo

Ecce-Homo y Nuestra Señora de la Amargura

Texto de José Luis Pelegrín González y

fotografías del archivo de las Cofradías y

de Blas Fernández y José F. Núñez 

ANTECEDENTES.-

La devoción a la imagen del Ecce-Homo por los alicantinos es muy antigua, remontándose a la fundación de la Cofradía de la Preciosísima Sangre, que se puede fechar en el año 1606;  ésta Cofradía tenía como titulares una imagen del Ecce-Homo o Jesús presentado, y otra de una Virgen bajo la advocación de Virgen de la Soledad.

 Ya en el siglo XIX, hay constancia de que, dentro de la Procesión General que se celebraba en la tarde del Viernes Santo, se procesionaba una imagen del Ecce-Homo, conocida popularmente como “el Cristo de la Cañeta”, que contaba con Cofradía propia, y que era acompañada por los exploradores. Dicha imagen se veneraba en el Convento de San Francisco.

FUNDACIÓN.-

En el mes de septiembre de 1946 se celebra una comida organizada por la “Asociación de Antiguos Alumnos de los Padres Franciscanos de Alicante”, como homenaje al Padre Celestino, antiguo Guardián del Colegio. En el transcurso de la misma se plantea la posibilidad de fundar una Hermandad de Semana Santa.

Se comienzan los trámites siendo una ayuda importantísima el Padre Pedro Lozano como representante de la Comunidad Franciscana.

Se elige el equipo que vestirán los cofrades, quedando aprobado el siguiente:  túnica negra con botonadura rojo cardenal, capa y capirote rojo cardenal, emblema bordado en la parte delantera inferior del capirote, cíngulo de seda rojo cardenal, guantes y calcetines blancos, y zapatos negros. (Con pequeñas modificaciones por las telas, el mismo que ahora). 

El escudo queda formado por una cruz potenzada granate, con un corazón rosado en su centro, el cual está atravesado por una daga gris con empuñadura marrón, todo ello rodeado con una corona de espinas marrón, y todo el conjunto bordado sobre raso blanco, orlado en círculo por un cordón de seda negro.

Una vez aclarados los titulares, la denominación de la nueva Hermandad quedó decidida con el nombre de “Muy Ilustre y Penitencial Cofradía del Santísimo Ecce-Homo y Nuestra Señora de la Amargura (Antiguos Alumnos de los PP. Franciscanos)”.  La sede se fija en el Convento y Colegio Franciscanos, y se establecen los Estatutos fundacionales, basados en los de otras Hermandades existentes, aunque, dada la relación con la Orden Franciscana, se reflejan algunas diferencias, destacando lo referido a la disolución de la Hermandad, caso en que, a diferencia de otras Hermandades, los bienes que pudiera poseer la nueva Cofradía pasarían a ser propiedad de los Franciscanos, en lugar del Obispado.  El 4 de Noviembre de 1946 queda constituida oficialmente la Cofradía, nombrándose la primera Junta Directiva, que está presidida por Miguel Samper Grao, y cuyo consiliario es el citado Padre Pedro Lozano, O.F.M.;  y el 11 del mismo mes, el Obispado de la Diócesis de Orihuela-Alicante aprueba los Estatutos. 

AÑO 1946:   PRIMEROS ACTOS.-

Pese al poco tiempo transcurrido desde su constitución, la Cofradía toma parte ya en los actos que se celebran en el Convento de los Franciscanos con motivo de la festividad de la Inmaculada Concepción, a principios de Diciembre de ese mismo año.  El primer acto oficial al que concurre como Cofradía es la Procesión de la Inmaculada.

Antigua Virgen de la Amargura
Antigua Virgen de la Amargura

AÑO 1947:   PREPARATIVOS.-

Aunque todo ha de hacerse nuevo, se parte con la ventaja de que ya se poseen las imágenes:  la del Cristo, pertenecía a la familia alicantina Sánchez Esteve;  era una imagen de Jesús presentado al pueblo de Jerusalén, que había tallado el imaginero alicantino Juan Martínez Fausta, conocido como “el Santero”, y vestía una túnica entera. El trono sobre el que procesionaría estaba confeccionado, también por el mismo autor, en madera, y contaba con cuatro grandes faroles en las esquinas.  En cuanto a la imagen de la Virgen,  expuesta al culto en la Iglesia del Convento, era una talla de escuela murciana, de estilo salzillesco, y desfilaría sobre un trono de madera perteneciente a los frailes.

Se  encarga la confección de un Estandarte para la Cofradía, el cual se borda en los talleres de Tomás Valcárcel Deza en Alicante, sobre terciopelo granate, y con la imagen del Cristo;  dicho estandarte, con algunas pequeñas modificaciones (la imagen del Cristo fue sustituida por el escudo de la Cofradía), es el mismo que permanece en la actualidad.

Ecce-Homo de Juan Martínez
Ecce-Homo de Juan Martínez

AÑO 1947:   EL PRIMER DESFILE.-

Surge el impedimento de que la procesión no puede salir desde el Convento de los Padres Franciscanos, como era su intención, al parecer por no tener erigida Iglesia sino sólo una pequeña Capilla. Ante esto, realiza la salida desde la Santa Iglesia Concatedral de San Nicolás de Bari.

Así, el primer desfile tiene lugar en la noche del Lunes Santo de 1947, saliendo de la Santa Iglesia Concatedral de San Nicolás de Bari, a las once de la noche, por la Puerta Negra, para subir hasta el Convento de los Padres Franciscanos, donde finalizó la procesión;  el itinerario que se realiza es:  calle de los Angeles (actual Miguel Soler), San Nicolás, Mayor, Rambla de Méndez Núñez, Duque de Zaragoza, José Antonio (actual Constitución), Alfonso el Sabio, García Morato, y Plaza de Santa Isabel (actual Plaza de les Oliveretes), hasta el Convento de los Padres Franciscanos. La Cofradía procesiona ya sus dos pasos titulares, y los cofrades visten el equipo estatutario, sin la capa, que no se confeccionó por falta de tiempo.

AÑO 1948.-

Esta Semana Santa, la procesión ya sale desde el Convento de los Padres Franciscanos, una vez solventados los problemas existentes, volviendo al mismo tras recorrer el centro.

Los cofrades ya visten la indumentaria completa, pues para este año ya se han confeccionado las capas que no se hicieron el pasado año.

Virgen de la Amargura en la calle
Virgen de la Amargura en la calle

 

AÑO 1951:   NUEVA IMAGEN DEL ECCE-HOMO.-

La imagen del Cristo, pese a no ser una talla fea, presentaba un pequeño “problema”:  el imaginero había elegido a su hijo Juan Miguel, como modelo del rostro. Esto provocaba los comentarios de la gente.

Ante esto, la Cofradía opta por la adquisición de una nueva imagen, y se recurre al imaginero vilero Juan Giner Masegosa, con cierto renombre en esa época, el cual talla un grupo compuesto por las imágenes de Jesús y un Centurión romano, con un coste de 17.000 pesetas.  

Igualmente se acuerda confeccionar un nuevo trono para la imagen de la Virgen, encargando su realización al alicantino Vicente Maestre, en madera tallada y sobredorada, de estilo barroco, con varales de carga con capacidad para 18 cargadores.

Ambas novedades se estrenan en la Semana Santa de ese mismo año.

Grupo actual del Stmo. Ecce-Homo, 1954
Grupo actual del Stmo. Ecce-Homo, 1954

AÑO 1954:   EL GRUPO ACTUAL DEL ECCE-HOMO.-

La imagen nueva tampoco llenó a los integrantes de la Cofradía, pues era muy musculosa y algo desproporcionada, por lo que se plantea la posibilidad de sustituírla, aprovechando la vinculación con Tomás Valcárcel, y la amistad de este con el imaginero sevillano Antonio Castillo Lastrucci, y se le encarga una nueva imagen de Cristo, decidiéndose añadir las imágenes de Pilatos y de un centurión romano, para formar el grupo;  dichas imágenes serán similares a las que procesionan dentro del grupo de la “Presentación al Pueblo” en la sevillana Cofradía de San Benito.

Se contratan pues, las citadas imágenes en 1953, firmando el contrato el escultor y, por la Cofradía, Enrique Tolón de Galí, presidente;  el coste de las mismas es de 35.000 pesetas, que son abonadas en su totalidad por el señor Tolón, donándolas a la Cofradía.

Ecce-Homo en la calle, 1957
Ecce-Homo en la calle, 1957

AÑO 1956:   NUEVO TRONO PARA EL ECCE-HOMO.-

Una vez pasada la Semana Santa, se debate en Junta que el trono sobre el que desfila el Ecce-Homo desdice del grupo escultórico, y se acuerda la realización de un nuevo trono;  se encarga la confección al maestro tallista alicantino Vicente Maestre, que lo realiza en madera de caoba, con respiraderos tallados y el escudo de la Cofradía en el centro de los laterales, y cuatro grandes blandones en sus esquinas.  Para la confección del mismo se toman como límite las dimensiones de la puerta de la Iglesia, realizándolo en proporción a ésta.

Dicho trono se estrena en la procesión de ese año 1956, siendo portado a hombros por su interior por una treintena de personas.

Amargura Castillo Lastrucci, 1960
Amargura Castillo Lastrucci, 1960

AÑO 1960:   NUEVA IMAGEN DE LA VIRGEN.-

A finales de 1959 se toma el acuerdo de confeccionar una nueva imagen para la Virgen de la Amargura, que sustituya a la que actualmente se procesiona, pues se pretende una dolorosa más “sevillana”, acorde con las tallas del grupo del Ecce-Homo.

Se vuelve a recurrir a Castillo Lastrucci para la confección de la imagen, y se aprovecha para encargarle una nueva imagen para el grupo del Ecce-Homo, concretamente la de un sayón, siempre basándose en la composición realizada para Sevilla por el autor.  El nuevo contrato es nuevamente firmado por el presidente y benefactor de la Cofradía Enrique Tolón el día 2 de abril de 1959, y el coste de las imágenes es de 7.500 pesetas la Virgen y de 11.000 pesetas el sayón.

Grupo Escultórico Ecce-Homo completo, 1960
Grupo Escultórico Ecce-Homo completo, 1960

AÑO 1960.-

En el desfile de ésta Semana Santa procesionan por vez primera la imagen del sayón que completa el grupo del Ecce-Homo, como la nueva imagen de la Virgen de la Amargura, que estrena ropa para la ocasión.

AÑO 1975:   MIÉRCOLES SANTO.-

Se cambia el día de desfile procesional, pasando de la noche del Lunes Santo a la tarde del Miércoles Santo;  se desfila por un itinerario que cubre las calles de la Parroquia, y tas llegar a la calle Quintana, se subirá por las calles Pintor Velázquez y Alférez Díaz Sanchís, cruzando por Capitán Hernández Mira y Taquígrafo Martí a la Parroquia.

Se confecciona una nueva corona para la Virgen, realizada en plata por el orfebre valenciano Orrico Gay, y una daga para el pecho del mismo autor.

AÑO 1976:   MARTES SANTO.-

En ésta Semana Santa, la Junta de Gobierno decide cambiar tanto de día de salida como de itinerario, dado que los del año pasado no acabaron de convencer, y la Junta Mayor pretende que todas las procesiones desfilen por la Rambla de Méndez Núñez.

Ante esto, se solicita desfilar en la noche del Martes Santo, en la que actualmente solo lo hace la Hermandad de Nuestro Padre Jesús.

AÑO 1983.-

Se estrenan nuevos faroles de guía, en hierro negro, con el escudo de la Cofradía en los cristales, realizados por Juan Miguel Martínez Mataix, con un coste total de 6.000 pesetas ambos.

Se encarga la confección de unos nuevos faldones, en raso granate, para el nuevo trono de la Virgen que se está confeccionando, quedando encargado de confeccionarlos el directivo Arturo Soriano.

Nuevo trono de la Virgen de la Amargura, 1984
Nuevo trono de la Virgen de la Amargura, 1984

AÑO 1984:   NUEVO TRONO PARA LA VIRGEN.-

Se aprueba la construcción de un nuevo trono, y se encarga la confección del mismo a Pedro Soriano Moll.  Está  realizado en madera, con tallas en sus laterales, frontal y trasero, y el escudo de la Cofradía, y todo ello dorado con pan de oro. El coste final del nuevo trono fue de 450.000 pesetas. El nuevo trono se bendice el sábado 14 de abril, a las 18,30 horas.

AÑO 1988.-

En reunión de 28 de octubre se acuerda encargar la confección de dos faroles de guía, aprobándose un diseño presentado por Antonio Más, del “Bazar Madrid”, presupuestado en 160.000 pesetas.

AÑO 1990.-

El Viernes Santo, 13 de abril, se celebra una Procesión General, organizada por la Junta Mayor con motivo del IV Centenario de la ciudad de Alicante, que sale a las diez de la mañana desde la Plaza del Ayuntamiento. La Cofradía participa con el paso del Ecce-Homo, que desfila en sexto lugar, dirigido como capataz por Carlos Pelegrín. 

AÑO 1991:   NUEVA TUNICA CRISTO Y CONFECCION MANTO VIRGEN.-

Este año se confecciona una nueva túnica para el Cristo, en terciopelo granate, y bordada en oro por la sanvicentina Pilar Pérez, que se estrena en el desfile procesional.

En reunión de 27 de septiembre se aprueba adecuar el trono de la Virgen para poder ser portado a hombros, y confeccionarle a dicha imagen un nuevo manto bordado.

Se comienza con el diseño del manto, de acuerdo con lo convenido con la bordadora Pilar Pérez en 1991, por parte de los directivos.  El trabajo se realiza en una sala del Colegio. El proceso comienza con la confección a tamaño natural de un “manto” en papel;  una vez hecho este, se procede al marcado del terciopelo, para que se pueda ir trabajando sobre la tela y esté preparada cuando se haya de bordar.  Terminado esto, se ha de proceder al diseño en sí del dibujo a bordar; para ello, se confecciona un pequeño manto en escala, y se comienzan a acoplar los dibujos de las piezas elegidas y comienza la tarea de traspasar el diseño al “manto” de tamaño natural:  se fotocopian y amplían las piezas elegidas hasta obtener el tamaño deseado, pegándolas en cartón grueso, el cual se recorta, y se utilizan estas piezas como moldes para ir dibujando con lápiz sobre el papel las distintas partes del diseño  hasta conseguir el diseño que, una vez traspasado por la bordadora a papel cebolla, y tras ser bordado, da como resultado el manto en terciopelo granate que luce actualmente la Virgen en su desfile procesional.     

AÑO 1992:   LA VIRGEN ESTRENA SAYA, MANTO Y COSTALEROS.- 

El sábado 11 de abril, a las siete y media de la tarde, se bendice el nuevo manto y las túnicas de los costaleros, celebrándose a continuación una misa en memoria de los cofrades fallecidos.

El paso de la Virgen estrena varales, siendo portado a hombros por 40 costaleros, todos ellos cofrades o familiares y amigos de estos, que lo hacen de forma gratuita. También se estrenan vestido y manto (en su primera fase) para la citada imagen; éstos han sido confeccionados por las señoras de la Cofradía y bordados por Pilar Pérez, de San Vicente, y su coste total ha sido de 951.800 pesetas. El vestido o saya está bordado en oro y perlas sobre terciopelo marfil, y el manto sobre terciopelo granate.

AÑO 1996:   CINCUENTENARIO.-

En éste año se celebra el 50º Aniversario de la fundación de la Cofradía, y se conmemora con una serie de actos, el primero de los cuales, realizado el 30 de Diciembre de 1995,  es la celebración de la Eucaristía y Pregón de la celebración, por el Rvdo. Padre Juan Fernando Cuenca, Ministro Provincial de la Seráfica de Cartagena de los Padres Franciscanos, el cual, en el trascurso del mismo, y atendiendo una petición de la Junta de Gobierno y el Consiliario, concede a la Cofradía el poder añadir a su denominación el título de “Franciscana”, adoptando desde entonces el nombre que ostenta en la actualidad.

Los cofrades estrenan medallas confeccionadas en metal plateado con el escudo de la Cofradía, realizadas por la empresa Niquelados Gómez.

Se estrena la primera fase de un nuevo trono para la Virgen, realizada en los talleres de los Hermanos Martínez Vicente en Redován, y confeccionado en madera y metal dorado y plateado.

El paso del Cristo sale portado a hombros por su interior, como se llevaba originalmente, por dos cuadrillas de 30 personas cada una, todos ellos miembros de la Cofradía.

Nuevo trono Hermanos Martínez Vicente, 1996
Nuevo trono Hermanos Martínez Vicente, 1996

 

AÑO 1997.-

Se estrena la segunda fase del nuevo trono de la Virgen, y se forran los varales de carga. La Virgen estrena un pecherín de blonda, regalo de su Camarera de Honor, Josefa Amparo Marín Adrián, que lo ha confeccionado.

AÑO 1998.-

Se procede a la restauración de la imagen del Cristo por parte de Carlos Guerra del Moral en su taller de Úbeda (Jaén), encargándose miembros de la Junta Directiva de su traslado tanto a la ida como a la vuelta.

Se estrenan seis varas de orden, con el emblema de la Cofradía, en metal plateado, que han sido confeccionadas por los Hermanos Martínez Vicente en su taller de Redován.

AÑO 1999.-

Para éste año se restaura el Estandarte de la Asociación de Antiguos Alumnos, pasando los bordados a una nueva tela de terciopelo marfil, trabajo que es realizado de forma gratuíta por las cofrades Yolanda Pons y María Carmen Guirao.

Nuevo trono Orfebrería Sevillana
Nuevo trono Orfebrería Sevillana

AÑO 2000.-

El 27 de junio se formaliza contrato con la empresa Orfebrería Sevillana para la confección de una nueva peana para el trono de la Virgen, de doble moldura, en caoba y plata, con un coste presupuestado de 650.000 pesetas, y el compromiso de entregarse antes de Semana Santa.

AÑO 2002:   NUEVA PEANA.-

En vísperas de Semana Santa se celebra “Glosa de la Semana Santa”, que es pronunciada por José Manuel Lledó Cortés, Presidente de la Comisión Gestora de las Hogueras de San Juan, y antiguo alumno franciscano, a la vez que profesor del Colegio en la actualidad.

Se estrena la nueva peana del trono de la Amargura, realzando mucho la imagen.

AÑO 2003:   LLUVIA.-

Se procede a la restauración del grupo del Ecce-Homo, dentro del programa firmado por la Junta Mayor de Hermandades y la delegación de Patrimonio de la Generalitat Valenciana, patrocinando su coste la Caja de Ahorros del Mediterráneo, y siendo efectuado por un grupo de restauradores dirigido por Djafar Snacel.

Se estrena la nueva canastilla para el paso de la Virgen, confeccionada en metal plateado y repujado, y realizada por la empresa Orfebrería Sevillana.

Se cambia el sistema de carga en el paso del Cristo, pasando a ser llevado a costal, sobre la cerviz, en lugar de hombros como hasta entonces.

La lluvia es protagonista en éste año, ya que durante todo el día cae sobre la ciudad, con pequeños intervalos, por lo que la Junta de Gobierno toma la decisión de suspender el desfile procesional, hecho que, pese a ser previsible, origina un gran pesar a todos los cofrades, y especialmente a los costaleros del Cristo, que llevaban mucho tiempo con sus ensayos para hacerlo bien en éste día;  para quitar en parte este malestar, se organiza en el interior de la Iglesia un pequeño concierto de las bandas que iban a participar en el desfile, a cuyos sones son alzados y bailados los dos tronos, entre los emocionados aplausos de los asistentes.

AÑO 2009.-

En ésta Semana Santa, el paso del Cristo estrena nuevos borlones dorados para sus faldones, y a éstos se le añaden nuevos bordados para completarlos;  la Virgen, por su parte, estrena un nuevo rosario. Dicho rosario y los borlones han sido obsequiados por los miembros del grupo joven de la Cofradía, formado éste año.

Se celebra un concierto extraordinario con motivo de celebrarse el  50º Aniversario de la adquisición de la imagen de la Virgen de la Amargura, por la Agrupación de cornetas y tambores Tómbola, que lleva 30 años acompañando la procesión;  y el tradicional Víacrucis con la imagen del Cristo se celebra el día 28 de marzo, sábado, tras la misa de las 7’30 de la tarde, con su habitual recorrido por las calles de la feligresía, aunque la lluvia obliga a acortar el tramo final.

PRESIDENTES.-

Han sido Presidentes de la Cofradía los siguientes señores:

- Miguel Samper Grao (4-11-1946).

- Manuel Rodríguez del Rivero (30-10-1947).

- Francisco Saura Juan (20-4-1949).

- Enrique Tolón de Galí (21-9-1950).

- Francisco Mallol Sala (8-5-1970).

- Francisco Saura Juan (19-10-1973).

- Emilio Plá Más (22-11-1973).

- José Esplá Abad (20-5-1977).

- Arturo Vicente Soriano Moll (4-5-1978).

- José Luis Pelegrín González (4-5-1981).

- Raúl Martínez Alonso (13-6-2003).

CARGOS DE HONOR.-

Es “Cofrade de Honor” desde la fundación de la Cofradía el Colegio San Antonio de los Padres Franciscanos de Alicante.

Son “Hermanos Mayores Perpetuos” los señores Emilio Plá Más, Fernando Pastor Sastre y José Luis Pelegrín González