Santísimo Ecce-Homo

Imagen representando a Jesús en el momento en que, tras haber sido flagelado y coronado de espinas, es presentado al pueblo por Poncio Pilato. Es la imagen central del grupo escultórico del mismo nombre, que completan las imágenes de Pilato, un centurión romano y un sayón.

 

El 30 de septiembre de 1953, D. Enrique Tolón de Galí, presidente de la Hermandad por aquella época y gran benefactor de la Cofradía, encarga la imagen del Santísimo Ecce-Homo por 11.000 pesetas, Pilato y un soldado romano por 15.000 pesetas al imaginero sevillano Antonio Castillo Lastrucci. Posteriormente, el 1 de abril de 1959, también por parte de D. Enrique Tolón, se realizó y materializó el encargo del sayón por un total de 11.000 pesetas. Todas las imágenes son abonadas en su totalidad por el señor Tolón, donándolas a la Cofradía.

 

La imagen del Señor está realizada en madera, de talla entera, obra del citado autor sevillano en el año 1954; quién también realizara las imágenes secundarias entre el mismo año y 1959.  Viste para la procesión túnica de terciopelo granate bordada con adornos en hilo de oro por Pilar Pérez bajo diseño de Pepe Espadero y regalo de Encarnación Tolón Lloret, y lleva las manos atadas con un cordón de hilo de oro con borlas en sus extremos. En el Vía Crucis anual suele llevar túnica lisa de color púrpura.

 

La imagen fue restaurada por el ubetense Carlos Guerra del Moral en 1998, sin conseguir enteramente el objetivo,  por lo que volvió a restaurarse en 2003, dentro del convenio firmado con la Delegación de Patrimonio de la Generalitat Valenciana, por los restauradores Djafar Snacel y Carolina Gras.

 

En el año 2019 la imagen es restaurada de nuevo en Sevilla por Esperanza Fernández Cañero. En su 1ª fase, los trabajos consisten en  un estudio preliminar de la imagen mediante equipo de rayos X y de tomografía computarizada (TAC), limpieza mecánica del polvo y depósitos superficiales con brochas de pelo suave y aspirador, así como su desinsectación como medida preventiva ante la evidencia de un ataque biológico causados por insectos xilófagos.

 

La imagen del Señor se encuentra al culto en altar propio en la Parroquia de San Antonio de Padua de Alicante. Procesiona cada año en la tarde noche del Martes Santo, dentro del cortejo procesional de la Muy Ilustre, Penitencial y Franciscana Cofradía del Stmo. Ecce-Homo y Ntra. Sra. de la Amargura.